¿Qué Opción elijo? Guía para tomar las mejores decisiones

guía para tomar decisiones

A lo largo de nuestra vida nos vamos a encontrar con momentos en los que vamos a tener que elegir entre varias opciones muy similares o que nos resultan igualmente atractivas ( o desagradables ), como por ejemplo elegir una carrera, seguir saliendo con un grupo de amigos concreto, ir a un sitio de vacaciones o ir a otro, volver a casa por un camino o por otro…

Problemas a la hora de Tomar Decisiones

Éstas situaciones pueden ser muy problemáticas cuando no tomamos la decisión a tiempo o cuando nos quedamos atascados en un punto de incertidumbre, y corremos el riesgo de empezar a adoptar actitudes de procrastinación y de comodidad ante la inactividad y, aunque ante decisiones poco importantes esta actitud apenas tendrá importancia, puede generalizarse y aparecer ante situaciones verdaderamente importantes.

La Técnica del Positivo y Negativo

Para lidiar con este tipo de situaciones contamos con muchas técnicas, pero la más efectiva y fácil de emplear es la que conocemos como “técnica de lo positivo y lo negativo”. Es una técnica ampliamente conocida, pero aquí la vamos a desarrollar en profundidad y la vamos a dividir en pasos a seguir:

  1. Establecer las opciones a elegir, sin decir que no a ninguna previamente.
  2. Dividir cada una de las opciones en una columna de “cosas positivas” y otra de “cosas negativas”.
  3. Anotar todos los aspectos positivos y negativos de cada opción y valorarlos personalmente de 1 a 10, sin emplear decimales.
  4. Sumar todas las puntuaciones para cada opción de su categoría positiva por un lado y de la categoría negativa por el otro. Si la categoría positiva tiene más puntos que la negativa, entonces aceptamos esa opción, pero si la negativa tiene más puntos descartaremos esa opción.
  5. Comprobar cuál es la opción aceptada que ha tenido más puntos. Consideraremos que esa es la mejor opción.
  6. Si en algún momento nos encontramos con un empate debemos volver sobre la lista de cosas positivas y cosas negativas para reconsiderarlas y asignarles un nuevo valor. Con un punto de diferencia ya se puede desempatar.

cómo tomar decisiones correctamente

Compromiso con la Decisión

Una vez aceptada una opción no podemos parar a reconsiderar otras que se nos ocurran a posteriori.

El objetivo de esta técnica es que seamos más eficiente a la hora de tomar una decisión, que nos lleve menos tiempo y que sea la más apropiada de todas las opciones disponibles, con lo que, al haber tenido tiempo suficiente para reflexionar opciones ya habremos considerado las más importantes.

Comprender que no hay una Decisión Perfecta

Un problema que podemos tener al valorar las opciones disponibles va a ser que no encontraremos una solución que nos resulte totalmente perfecta o que habrá cosas positivas en las opciones que rechacemos que no estarán en las que aceptaremos.

Lo cierto es que hemos de aceptar que ninguna de las opciones que vamos a poder encontrar englobará todas las ventajas que hemos encontrado y que no va a haber forma de predecir las consecuencias exactas de cada decisión que tomemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *